cuidador-en-b

Cuidador en B

Arranca el día en una urbanización de las afueras de Madrid. Daniel visita al vecino que cuida de su madre para pagarle. Todavía no le ha dado de alta en la Seguridad Social, ya que considera que esta situación le abarata los costes. Piensa además que al ser el hogar familiar el lugar de trabajo, las inspecciones de empleo son menos probables. Pero…

¿qué riesgos asume mi familia con un cuidador sin contrato?

Sanciones económicas, enfermedades laborales del cuidador que jamás serán reconocidas, riesgos en la salud del anciano…

La ley respalda los derechos de los cuidadores y responsabiliza a las familias de hacer una contratación legal. Además, la Seguridad Social tiene derecho a reclamar las diferencias salariales durante cuatro años, más un 20% de recargo y una posible sanción por falta de cotización que puede ascender entre 600 y 100.000 euros.

“Lo acabas viendo como normal y no lo es”

dice meses después Daniel

Su vecino, el falso cuidador, una persona que consideraban de confianza, les ha denunciado y reclama su salario correspondiente de forma retroactiva durante un año. Ahora, la ley no ampara a la familia ante este problema. Es la cara B de una decisión que no se imaginó que pudiera llegar a ocurrir, además de la incomodidad de la situación, ya que al ser una persona cercana, nunca se sintieron libres ni cómodos para expresar si algo no les gustaba.

Si necesitas un cuidador para ti o algún ser querido llámanos sin compromiso, te ayudaremos a encontrar la solución que mejor se ajuste a vuestras necesidades y bolsillo. Un cuidador en regla no es un gasto, es una inversión para mantener vuestra tranquilidad y calidad de vida.

Artículos sobre tener un cuidador en casa

¿Te gustaría saber cómo empezó Cocoon GOLD?
Te lo cuenta de primera mano la periodista Susana Rueda. Somos la única empresa de Cuidadores para Mayores y Dependientes liderada por mujeres.

Mi madre no me aguanta, pero ya no puede estar sola en casa

El 52% de la población mayor de 75 años requiere algún tipo de atención.

Aumenta el número de ancianos que prefieren recibir cuidados en el hogar.

Descarga el artículo

En el siguiente artículo entrevistan a uno de nuestros clientes y a su Asesora Familiar. Comenzó cuidando de su padre pero dejó de tener tiempo para sí mismo.

Artículo cuidar a quienes nos cuidaron

Cuidar a quienes nos cuidaron una vez, pero…

Cada uno en su casa y Dios en la de todos

«Dejas de tener tiempo para ti», resume José, un madrileño de 58 años. Hace referencia al periodo de su vida en el que se dedicó a cuidar de su padre, cuando este comenzó a ser dependiente.

Descarga el artículo

Habla todos los días con amigos o familia – #MiniConsejoParaCuidadores 2

¿Estabais esperando nuestro segundo consejo para cuidadores? ¡Ahí va! Habla con un amigo o familiar por teléfono o video conferencia, queda a una hora (¿nos vemos para comer? ¿te apetece un coffee house? ¿y si hacemos una cena especial y coincidimos a la misma hora?).

Sólo hay una regla: hablar de cosas positivas ✅ ¡y nada de nada de lo que está pasando con el coronavirus ni las noticias! 🚫

La conversación puede ir en torno a:

¿Qué es lo primero que vamos a hacer cuando acabe esto?

O un rato distendido de recuerdos, anécdotas, vivencias compartidas; evitando la actualidad, y hablando sólo en positivo.

El objetivo es desconectar. Si hablas durante 10 a 20 minutos al día con una persona que te apetezca, será más fácil.

Es un buen momento para retomar el contacto con amigos que os habéis distanciado por cualquier motivo y os echáis de menos. Así podéis poneros al día y compartir en donde habéis estado metidos todo este tiempo (por supuesto que ahora cada uno estará en su casa… 😜). Incluso, compartir vuestra pantalla del ordenador y enseñaros fotos.

¿Quieres participar en nuestros consejos para cuidadores? Anímate y déjanos un comentario.

Seguro que tienes ideas buenísimas que podemos ilustrar en el próximo #MiniConsejoParaCuidadores para que entre todos llevemos mejor esta situación.

Saca tiempo para ti – #MiniConsejoParaCuidadores 1

Cuando llevamos días sin salir de casa todo nos parece monótono, e igual que ‘el roce hace el cariño’, cuando se pasa mucho tiempo junto a otras personas, inevitablemente llegan los conflictos. Si estamos cuidando de  alguien, ya sea como profesionales de atención domiciliaria o como familiares, es habitual caer en ‘el mal del cuidador’, también conocido como ‘síndrome del cuidador quemado’.

¿Y tú cómo llevas estar tanto tiempo en casa por el Coronavirus?

Desde Cocoon GOLD queremos ayudaros con algunos ‘consejillos’ para pasar mejor estos días, tanto de ocio, como de convivencia, esperemos que os ayuden.

El primer consejo, es que saques un tiempo para ti, SOLO PARA TI, sin estar junto a la persona que cuidas o el resto que estén en casa. Media o una hora, lo que necesites, en ese tiempo no se te puede molestar, es de sentido común, pero está demostrado que los cuidadores no se toman su tiempo, cuando les llaman acuden enseguida y se sienten presionados si no van.

Como primer reto y objetivo a partir de hoy es tomarte MEDIA HORA PARA TI.

¿Quieres compartirnos alguna idea para hacer junto a la persona que cuidas?

¿O algún truco para llevar mejor esta situación como cuidador?