Volver a Planes Especializados

Convivir mejor en el hogar con Parkinson

Cuando una familia recibe la noticia que a su ser querido le han diagnosticado la enfermedad de Parkinson pasan por una situación de desconcierto y comienzan a explorar en el mundo del Parkinson.

Es una enfermedad progresiva del sistema nervioso, los síntomas son impredecibles, comienzan gradualmente y se presentan de manera diferente dependiendo de cada persona

El Parkinson es una enfermedad que actualmente no tiene cura pero con los avances de la medicina pueden mejorar notablemente y retrasar los síntomas con medicación, tratamientos y terapias alternativas. Para todas con enfermedades degenerativas lo más importante es un diagnostico precoz, lo que ayuda a futuro, que estas personas continúen el mayor tiempo posible disfrutando de una buena calidad de vida.

Parkinson anciana

¿Qué sabemos sobre el Parkinson?

El Parkinson es una enfermedad que afecta al sistema nervioso producida por un trastorno cerebral neurodegenerativo multisistémico que avanza de forma progresiva y afecta a cada persona de manera diferente puede evolucionar lentamente o todo lo contrario según quien lo padece.

 Esta enfermedad no es letal pero causa un deterioro físico y cognitivo. El motivo es que las células cerebrales no produce la suficiente dopamina, que es el encargado de controlar el movimiento y las respuestas emocionales.

Hoy en día con los avances existen más posibilidades de detectar el parkinson de una manera precoz, lo cual permite avanzar en tratamientos específicos para los pacientes en los primeros síntomas.

Los síntomas no motores son los primeros en aparecer y pueden ser problemas de conciliación y trastornos en el sueño, pérdida del olfato, falta de concentración, estreñimiento, dermatitis , seborreica , sudoración excesiva, fatiga, cambios de humor.

Los síntomas motores  principales son:

  • Temblores: Lentos y rítmicos que se aprecian en reposo y son involuntarios, se aprecian al principio en las manos pero puede afectar a cualquier parte del cuerpo.
  • Rigidez muscular: Tensión de los músculos que dificulta la movilidad sobre todo en brazos y piernas, que ocasiona caídas
  • Lentitud de movimiento: Bradiquinesia entorpece y dificulta las actividades diarias como levantarse de la cama, abrocharse una camisa, dificultad al hablar.
  • Anomalías posturales: Tendencia a bajar la cabeza y encoger la espalda, codos, piernas.
  • Anomalías al andar: Caminan de forma lenta y arrastran los pies otras veces se dan pasitos rápidos y cortos (festinación)lo cual dificulta que puedan pararse sin caerse.
  • Pérdida de equilibrio: Reflejos alterados, fáciles caídas.
  • Voz suave o baja: Afecta el volumen de la voz y habla ahogada.
  • Dificultad para tragar: Disminución de la capacidad en los reflejos automáticos, como tragar y parpadear.

Si te han diagnosticado Parkinson…

  • Siente tus emociones. Debes afrontar la enfermedad de manera positiva para poder sobrellevarlo de la mejor manera y expresa tus sentimientos y emociones de una forma saludable.
  • Infórmate tú mismo. Estudia todo lo relacionado sobre la enfermedad te ayuda a detectar los futuros síntomas.
  • Implícate en mejorar tu salud. Coge las riendas de tu vida y con el conocimiento que has adquirido de la enfermedad pon medidas preventivas en cuanto reconozca un nuevo síntoma, cuéntaselo a tu médico.
  • Habla claro. Sé sincero con tus familiares y tu médico, diles como te sientes ,cuál es tu estado físico, mental e incluso de tus necesidades.
  • Comparte tu experiencia con otros. Es importante hablar y compartir tiempo con otras personas que padecen la misma enfermedad, te ayudan y les ayudas.
Parkinson etapas

Cuando la enfermedad está en las dos primeras etapas tu vida no se ve muy afectada en las tareas diarias, pero cuando se acerca la tercera etapa del Parkinson afecta a la pérdida del equilibrio y problemas para controlar su movimiento, debemos buscar ayuda. 

Un cuidador especializado en Parkinson te proporciona el cuidado personal y la atención necesaria para las tareas diarias aseo, vestir, actividad física..) y de asesoramiento a la familia. La ayuda a domicilio te permite seguir viviendo en tu casa el mayor tiempo posible y con la mejor calidad.

Tus familiares también se benefician: tendrán mas tiempo para ellos ,salir con amigos, mejorar su estado de estrés sabiendo que tú estas en las mejores manos.

¿Cuidas a algún familiar con Parkinson?

Cuando a alguna de las personas que quieres le diagnostican Parkinson todo cambia no solo para esa persona sino para toda la familia. El proceso es rápido o lento según la evolución de la enfermedad, por lo que tenemos que empezar a adaptarnos a la nueva etapa que toca vivir , con la mejor de las sonrisas.

Si a partir de ahora te vas a convertir en el cuidador habitual , te damos unos consejos básicos que debes cumplir: 

  • Deja que haga las cosas solo. Cuando la enfermedad está avanzando hay cosas que le cuesta hacer a tu ser querido, como por ejemplo ponerse los botones de la camisa, atarse los cordones o peinarse, ves que le tiemblan las manos y se frustra , espera ¡para! tienes que tener paciencia , debes dejarle, tiene que adaptarse a la nueva situación y esto conlleva un periodo de aprendizaje. Es fundamental que las personas que padecen de Parkinson sean lo más independientes posibles y ejerciten sus músculos para retrasar lo que puedan la enfermedad, tu ayuda la debes centrar en darle cariño.
  • Ten paciencia. No todos los días son iguales, a veces la medicación puede funcionar desde el primer día pero no siempre es así, no hay ciencia exacta en esta enfermedad. Cuanto más avance la enfermedad verá cambios en su estado de ánimo, sus capacidades físicas y cognitivas se irán mermando y tienes que estar preparado para asumir los cambios, adelántate a lo puede venir.
  • Necesitas tiempo libre. Te recordamos lo importante que es que tú estés bien, tienes que sacar tiempo para hacer cosas para ti como salir a pasear, disfrutar de fines de semanas con tus hijos o amigos, ir a al cine o simplemente estar solo. Esto evita que te afecte los problemas que sufren los cuidadores habituales como la ansiedad, la depresión, o la falta de tiempo para ti y tu familia.
  • Haz algo de deporte. Realizar alguna actividad mejora tu salud mental y física, a a sentirte mejor y alivia el estrés. Si además realizáis juntos algún ejercicio o compartís alguna actividad como pasear mejoraréis la movilidad y el equilibrio, fundamental para las personas que padecen la enfermedad de Parkinson.
  • Grupos de apoyo. Compartir tus experiencias, sentimientos y emociones y que otras personas te cuenten las suyas , te abrirá paso ante las diferentes etapas de la enfermedad.
  • Mantente informado. Es importante que te mantengas informada de avances médicos, cómo vivir en casa si obstaculos o barreras, cuál es la mejor manera de relacionarse socialmente, nuevos tratamientos, trucos o ejercicios de escritura, agilidad mental, ejercicios físicos… todo lo necesario para mantener el mayor tiempo posible a tu ser querido en casa.

Datos de parkinson

  • Es la segunda enfermedad en prevalencia después del alzheimer y se estima que afecta a más de 160.000 personas en España, sin embargo, distintos estudios determinan cifras entre 160.000 y 300.000 personas afectadas.
  • Actualmente, en España se diagnostican cada año unos 10.000 nuevos casos de la enfermedad de Parkinson.
  • Los pacientes con Parkinson tardan una media de entre uno y tres años en obtener un diagnóstico y se cree que hasta un 25% de los pacientes diagnosticados tienen en realidad otra patología.
  • Muchos de los enfermos pueden experimentar síntomas de estrés o depresión. El estrés empeora los síntomas de Parkinson.
  • Las caídas son la causa principal de lesiones y la más común de los casos de ingresos hospitalarios
  • Se recomienda tener al menos una actividad física de 2,5 horas a la semana mejora la calidad de vida.
Asesor Familiar Cocoon GOLD

Cocoon GOLD te ayuda

Pone a tu disposición al Asesor Familiar que orienta y ayuda a toda la familia.

Dispondrás en el menor tiempo posible el cuidador que mejor se adapta a ti.

Contacta con tu Asesor Familiar